Review:::. THE 69 EYES – “BACK IN BLOOD” (2009)

Primero, un repaso biográfico para contextualizar. The 69 Eyes aparece en la escena musical finlandesa a principios de los 90’s tocando una extraña mezcla de punk, sleaze rock, y glam  a la Stooges, MC5 o New York Dolls…

y edita los LPs Bump’n’ Grind, Savage Garden, Motor City Resurrection, y Wrap Your Troubles in Dreams, sin despertar mucho interés, no internacionalmente al menos. Pero en 1999 graban Wasting the Dawn, que los muestra en una renovada etapa de su carrera y donde comienzan sus flirteos con el Metal Gótico, más
del estilo de HIM, que los podría clasificar como una especie de primos taquillas de Type O Negative. Luego llegan Blessed Be (2001) y Paris Kills (2002) que definitivamente los consagran dentro de la escena oscura e incluso del maistream europeo. Para terminar con esta pequeña reseña, es posible afirmar que después de Paris Kills cierran un ciclo màs gótico para empezar una etapa más glam y rockera con Devils (2004) y Angels (2007), con los que
llegan a la fama de la mano de Bam Margera y MTV.

El 2009 recibe a los Vampiros de Helsinki con un nuevo disco llamado Back in Blood, y es muy cierto. Este LP plagado de citas cinematográficas vampíricas y horror, nos muestra a The 69 Eyes en su faceta más pesada, agresiva si se quiere, rescatando un poco el rock sucio de Appetite for Destruction de G’N’R, pero sin olvidar la oscuridad torcida de Christian Death. Desde su inicio con el tema Back in Blood, tema muy oportuno y preciso para comenzar este festín abominable de goth’n’roll, podemos apreciar el gran momento por el que pasa la banda a nível creativo y de producción, y realmente nos parece estar viendo el Sunset Strip… pero tras gafas oscuras, muy oscuras. Incluso Jyrki 69 (vocalista) mismo nos describe el tema como “Más Mötley que Mercy pero con Crüe hecho de Sisters.”
Podríamos agrupar los temas en subcategorías, los más rockeros y gancheros como Back In Blood , We Own The Night, The Good, The Bad & The Undead, Kiss Me Undead, Dead Girls Are Easy (que es el single y tiene video), y Suspiria Snow White; los temas con una sensibilidad más oscura y dark, pero no menos infecciosas y pegajosas, muy al estilo de Paris Kills, como Dead N’ Gone, Lips Of Blood, Night Watch, o  Some Kind Of Magick; finalmente, un par de temas màs tranquilos, unas verdaderas baladas demoníacas, que serian Hunger y Eternal.

Un disco redondo, sin puntos bajos, honesto, directo a la vena… a la yugular en este caso. Producido impecablemente por Matt Hyde (Slayer, Monster Magnet), y según Jyrki 69, este trabajo ha sido un verdadero “viaje espiritual”, algo como lo que hizo Rick Rubin con The Cult en Electric.  Para terminar, este álbum viene en una edición simple, y otra con un bonus dvd, que trae el concierto que realizaron en el 2006 en el legendario Whiskey a Go Go, para la gira de Devils, con un setlist increíble, que ya había aparecido en formato audio el año pasado.

Review enviado por:
Mauricio Suárez Figueroa.